jueves, 10 de julio de 2008

CELEBRACIONES


Uno sabe que el gilipollas que hace sonar el claxon de madrugada es un ser humano, no lo parece, pero lo es. Y sabe uno que tendrá sus cosas buenas, por ahí; ocultas en alguna parte de su corazoncito. Uno acepta la existencia del espécimen porque cree que hay esperanza para el hombre y para la mujer. La gente puede un buen día, leer un libro hermoso de poemas, o un ensayo de Montaigne o ver una película que les cambie la vida y que les cure de las enfermedades comunes de la estupidez, la grosería y la mala educación. Por eso sabía uno que esa efervescencia patriotera, al final, terminaría con algún desastre. La turba no sabe administrar la felicidad, enseguida convierte ésta en una obscena representación del salvajismo. En nuestra ciudad nos hemos conformado con destrozar la fuente de la plaza del cabildo, una gracia más del grotesco catetismo endémico con el que tenemos que lidiar cada fin de semana. Uno empezó defendiendo a los muchachos que jugaban al fútbol con la selección española, pero a medida que los excesos frikis de los comentaristas iban jaleando a una nación hambrienta, por el momento de circo, pero con la amenaza del hambre de pan sobre sus cabezas, sentía uno algo de fatiguita entre tanto mensaje de triunfo, entre tanta locura colectiva que empezaba a ser amenazante. Una semana más de gloria futbolera y hubiésemos tenido que vestir todos de uniforme, cantar todos oé oé oé y ser todos expertos en estrategias balompédicas, y el que se hubiera resistido a semejante esperpento, habría sido tachado de mil y una infamias, perseguido por apátrida y convertido en enemigo. Menos mal que hemos ganado, que ya hemos socializado el triunfo y nos sentimos todos héroes y campeones. ¿Y la fuente? Ah, ya la arreglarán poquito a poco.


video

8 comentarios:

Anónimo dijo...

NO, NO QUIERO HACER NINGUN COMENTARIO AL RESPECTO

Pelayo dijo...

Este ostia quería que ganara Turquía seguro. Rojos: os jodeis que España avanza y os pondrá en vuestro sitio.

fonfagua dijo...

españa avanza no?..hay que ser jilipollas...


A estos catetos les metia yo el claxon con banderita incluida por ya se sabe donde...


Por cierto,Raul a la seleccion!!!!

no..?

viento mediterraneo del Sahara dijo...

Sabemos de la estrecha relación de los bizantinos con los turcos; sabemos que utilizó a los jázaros como aliados contra los invasores orientales, que vivió con los pechenegos al norte como aliados o enemigos según la época, que tuvo a su servicio a los cumanos, que sufrió a los selyúcidas y finalmente que cayó ante los otomanos luego de un siglo y medio de guerrear incesantemente.
¿Pero qué sabemos de la historia de este pueblo, de cómo surgió, de sus hechos mas importantes?, tal vez Gallardoski tenga razón amigos, Arriba Turkia¡¡¡¡¡¡¡¡

erloren dijo...

gallardoski los pelayos éstos son comos las mierdas de los perros, allá donde hay una bonita plazoleta, allá están apestando.Patán.

el fabuloso mundo de los pelayos dijo...

El clan de los Pelayos se hizo famoso en toda España y ocupó las portadas de varios medios de comunicación. Su suerte llegó a ser tan espectacular, que los propios casinos les prohibieron la entrada y los muchachos tuvieron que acabar por dedicarse a otros menesteres... siempre al margen de lo cotidiano.
Sus experiencias convierten la hazaña de los Pelayos en un relato lleno de acción que más tiene que ver con las aventuras de un Kerouac que con las afamadas desgracias de otros jugadores literarios.

«Yo de mayor quiero ser del clan de los Pelayos, para saltar la banca en los casinos.»
Joaquín Sabina

fabulos mundo de los pelayos dijo...

a ti no te conozco lorencito, pero deberias de documentarte antes de utilizar tus sandeces por ahí. Además Gallardoski sabrá seguro defenderse sólo. Besitos bonito

erloren dijo...

gallardoski, hay que ver la mosquita que le ha caído a la leche, o mejor dicho a la mierda.